Jóvenes

El paso del tiempo deja irremediablemente su huella en nuestros cuerpos sin que podamos hacer demasiado, sino intentar la anhelada felicidad para nosotros y nuestros seres queridos. No importa ni el sexo ni la edad que tengamos, lo que importa es como nos sintamos interiormente, a ser posible jóvenes de espíritu hasta la última etapa de la vida.

1 comentario:

Max Birrax dijo...

Más cierto, imposible...